¡El infierno puede ser divertido si estas con el demonio correcto!

 

el infierno puede ser divertido

 

Hay días que te encuentras exhausta y deseas una pareja tranquila y estable con la que ver películas románticas y series divertidas para reírse de todas las tonterías que se les puedan ocurrir, pero hay momentos en las que el cuerpo te pide a gritos un salvaje que no necesites decirle aquí mismo es. No hay lugar malo para darle rienda suelta a esas habilidades dormidas que tiene esa pareja tan especial, que muchas veces se cohíbe sacar su esencia por miedo del qué dirán.

El juego de la dominación puede formar parte de una sexualidad libre y principalmente sana de uno sobre el otro, elevando la perversión y la excitación sexual de tal manera de compartir las fantasías. Sin convertir nuestros comportamientos obsesivos y perjudiciales para la vida cotidiana.

Hoy en día las chicas han cambiado de manera positiva, sean documentado increíblemente todo sobre el sexo para enseñarles a ese chico ideal que el infierno puede ser divertido y que no son solo ellos los que se tienen que satisfacer sino; que deberían de a ver esa comunicación de integración entre ambos para superar los prejuicios, facilitando el camino para que en un futuro poder hablar y experimentar los diversos aspectos del placer sexual.

Mientras le explicas a tu chic@ que el infierno puede ser divertido.

te puede interesar :

Es viernes de aroma y el cuerpo lo sabe tres fáciles cócteles para consentirnos

 

 

 

Vamos estar claras que todavía existe por ahí el típico macho alfa que te dice, quédate quieta que yo hago todo. Pues deja eso en el pasado pero igual tampoco puedes colocar todos tus trucos sobre la mesa, siempre hay que actuar de manera de que piensen que son ellos los que saben todo.

 

No es que no nos guste el hecho de pensar en las magníficas habilidades ocultas que pueda tener esa pareja en especial, sino que el infierno puede ser divertido si muchos tenemos fantasías increíbles. Pero prefieren reprimir sus sueños por miedo a ser juzgadas, ya que lo que queremos es explotar es ese lado más sórdido y morboso que llevamos por dentro. Sin ningún tipo de audiencia y preocupación, solo disfrutar del placer que se puedan generar ambos sin determinar roles de sumisión.

Aunque es increíble, muchas veces nos cuesta pensar que ese demonio tiene que ser un chico, por eso de que ellos presuntamente son el sexo fuerte y te tienen que tomar con fuerza pues; eso no siempre tiene que ser así.

Mientras haya mujeres ocultando sus fantasías y de reprimirse de experimentar con ese demonio correcto, atrévete a explotar las tuyas sin temor, ya que los hombres no le temen. Sólo necesitan las palabra mágica de vamos hacerlo.

Tenemos que sacarnos de una vez ese chip de vivir en esa sociedad machista, evitando a toda costa obviamente ese rol de hombre dominante maltratador, porque el infierno puede ser divertido si el  disfrute es para ambos de una forma placentera y comunicacional. Siempre tomando en cuenta las señales que puedan emitir los dos y principalmente tu ya que puedes poner tus límites y una palabra clave en caso de.

No es por complicaciones de experimentar, el hecho es atreverse a divertirse si estás con el demonio correcto háganlo donde les apetezca, bien sea en el piso, una mesa, en la cocina, en el recibidor, en un baño público y si no es suficiente. Atrévanse ir de compras a una tienda sexual y no imaginaras la cantidad de juguetitos que puedan encontrar para hacer volar esa imaginación.

La idea es echar un buen polvo y disfruta de una manera sana hasta que el cuerpo aguante.

Atrévete y recuerda tú misma pon tus límites.

¡Éxitos!

Un comentario

  1. tatiana gutierrez 13 mayo, 2017