El cáncer de Piel: Un mal que puede atacar a cualquiera

cancer de piel

El cáncer de piel trata de un incremento incontrolable de células cutáneas que se puede esparcir comenzando en la piel hasta llegar a distintos tejidos u órganos si los dejamos sin inspeccionar. Es significativo mencionar que existen distintos tipos de cáncer de piel según la célula que esté involucrada; entre estos tenemos: el carcinoma de células basales que es unos de los que se producen con mayor frecuencia, el carcinoma escamocelular que trata de unos cambios que se presentan en la células escamosas (que también se produce con mucha frecuencia), y el melanoma que es menos común, pero que a la vez es mucho más peligroso debido a que puede causar hasta la muerte. Existen otros tipos de cáncer que son muy poco comunes pero que vale la pena mencionar: el sarcoma de Kaposi que se produce en la dermis y que suele presentarse en personas que tienen VIH, el linfoma que tiene mucho que ver con el funcionamiento de linfocitos, los conocidos como sarcomas que se despliegan a través de las células relacionadas con tejido conectivo (aquellos que se encuentran en la parte más profunda de la piel), y el carcinoma de las células de Merkel que se desarrolla por medio de las células endocrinas.

Debemos estar siempre alerta a los cambios que se puedan producir en nuestra piel debido a que este cáncer toma diferentes apariencias, es decir, pueden ser de tamaños muy pequeños,  como también ásperos o escamosos, brillantes o cerosos, sangrantes o en costra, firmes y rojos, o también pueden tener otras apariencias por lo que el médico no debe perder de vista cualquier aspecto sospechoso.

Acá te presento diversas características del cáncer de piel que podrías buscar:

  • Asimetría: la que se refiere a cuando una parte del área de la piel que no está normal es diferente de la otra parte de la piel.
  • Los bordes: tienden a tomar una forma irregular.
  • El color: este cambia de un área a otra con sombras de color café, canela o negro y en algunas ocasiones podemos observar los colores blanco, rojo o azul.
  • En cuanto al Diámetro: lo más común (pero no siempre) es que su diámetro sea mayor de 6mm.

Para estar alerta sobre este cáncer es recomendable que en ciertas ocasiones se use un espejo o que se pida la ayuda de otra persona para no perder de vista la parte de la espalda u otros lugares de nuestro cuerpo que son difíciles de ser observados por nosotros mismos.

Se conoce que existe algunos factores de riesgo para este tipo de cáncer entre los más comunes podemos encontrar los siguientes:

  • El color de la piel: el cáncer de piel tiende a ser más común en aquellas personas que tienen la piel, los ojos y el cabello de color claro.
  • La genética: hay tener claro que el hecho de poseer antecedentes de familiares con cáncer de piel aumenta el riesgo de desarrollar un melanoma o no melanoma (entre los conocidos como no melanomas tenemos: el carcinoma de células basales, el carcinoma escamocelular, el sarcoma de Kaposi, el linfoma, los sarcomas y el carcinoma de las células de Merkel mientras que los melanomas son conocidos con el mismo nombre).
  • La edad: es indispensable estar advertidos de que los canceres de piel que son no melanomas se producen con mayor frecuencia en aquellas personas mayores a 40años.
  • La exposición al sol – las quemaduras solares: todos sabemos que la gran cantidad de canceres de la piel se producen en las áreas que tienen mayor exposición a la luz solar o a cualquier otro tipo de radiación ultravioleta y para nadie es un secreto que este motivo se considera una de las principales causas de todos los cáncer de la piel.

Tengamos presente que el cáncer de piel se puede desarrollar en cualquier persona; no sólo en aquellas que poseen los factores de riesgos antes mencionados. Toda persona joven y sana, incluyendo aquellas que tienen cabellos, ojos y la piel oscura, pueden también desarrollar este tipo de cáncer, por no olvidemos lo siguiente: “PROTEJAMOS NUESTRA PIEL A DIARIO Y CUIDÉMONOS TODOS DE LA MISMA MANERA”.