Bicarbonato de Sodio: Usos habituales y otros no tanto

Bicarbonato de sodio: usos Habituales

Son muchos los usos que se le pueden dar al bicarbonato de sodio, hoy les compartimos una lista de 15 usos comunes de este producto:

  1. El bicarbonato de sodio es usado ampliamente en la repostería, ya que el bicarbonato reacciona con los distintos componentes y produce la liberación de CO2, lo que le da volumen a la masa al elevarse.
  2. En China es usado como ingrediente principal para lavarse los pies.
  3. Es muy usado para aliviar la acidez gástrica en casos donde no se cuenta con medicamentos para ellos.
  4. Debido a su poder abrasivo es usado para la limpieza y como desodorante en algunos casos  como el de las neveras cuando se quiere eliminar el olor “a nuevo”.
  5. Sirve como blanqueador dental ya que pule la superficie del los dientes.
  6. El bicarbonato también es usado como desodorante en los pies y las axilas debido a su efectividad eliminando los olores producidos por la sudoración.
  7. Es usado como un componente en la preparación de bebidas calientes mezclando con hierbabuena o con limonada fría para combatir los malestares estomacales.
  8. Para eliminar la grasa acumulada en hornos: El bicarbonato es ideal para deshacerte de la fastidiosa grasa que se acumula en nuestros hornos, lo mejor es que no hay necesidad de fortar ni de usar ningún otro producto químico que pueda contaminar nuestras comidas. Para limpiar hornos con bicarbonato lo que debemos hacer es esparcirlo en el horno y rociar una pequeña cantidad de aguna de manera tal que quede bien humedecido, lo dejamos allí un par de horas y luego enjuagamos con un poco de vinagre.
  9. El bicarbonato es usado también como desodorante para alfombras, ideal para eliminar esos olores que parecen imposibles de eliminar y que de hecho muchos productos de limpieza no los logran eliminar. El bicarbonato elimina estos olores de forma efectiva ya que no trata de disfrazarlo. Para usarlo en las alfombras las espolvoreamos abundantemente y lo dejamos por un tiempo prolongado, posteriormente podemos barrerlas y luego aspirarlas eliminando todo el bicarbonato que haya, esto ya debería ser suficiente para dejar tu alfombra como nueva
  10. Limpia frutas y verduras: el bicarbonato te permite limpiar frutas, verduras y hortalizas mejor que algunos productos creados específicamente para ello y elimina además los pesticidas. Echa unas cuantas cucharadas de bicarbonato en un bol de agua fría y mete allí las frutas y verduras durante cinco o diez minutos. Puede que necesites un cepillo para frotar las patatas o el apio.
  11. El bicarbonato es ideal para arrancar la suciedad pegajosa en nuestras vajillas y ollas, primero debes enjabonar muy bien y el bicarbonato lo usas espolvoreándolo en las zonas más complicadas.
  12. Es usado ampliamente como desodorante para calzados, para ello lo que hacemos es verter un poco de bicarbonato en algún filtro de los que usamos en las cafeteras o en una servilleta de papel, lo cerramos con una goma y la introducimos dentro del zapato.
  13. Ideal para elimina el olor a humedad en libros guardados: El moho es común en libros viejos, postales, documentos, fotos y algunas otros elementos de papel… esto produce el típico olor a humedad y con ello, reacciones alérgicas. Para eliminar estos olores, podemos echar el bicarbonato sobre los libros directamente o también podemos meter los objetos de papel dentro de algún recipiente hermético junto a otro recipiente con una buena cantidad de bicarbonato.
  14. Limpia metales: un paño húmedo con un poco de bicarbonato hace brillar al cromo y al acero inoxidable. Y con un poco de limón, también al bronce. Para dejar la plata impecable, si se trata de piezas pequeñas, como anillos o pendientes, basta cubrirlas con bicarbonato o agitarlas en un recipiente con bicarbonato. Pon las piezas de plata más grandes sobre un papel de aluminio en el fondo de una cacerola y agrega un litro de agua hirviendo en el que habrás echado un cuarto de taza de bicarbonato y tres cucharillas de sal. Cubre la cacerola y deja actuar unos segundos.
  15. Limpiar muebles plásticos o de resina: Muchas veces los productos de limpieza pueden rallar los muebles de resina o de plástico, el bicarbonato te sirve para limpiarlos sin rallarlos, lo puedes aplicar con una esponja húmeda.